¿Qué es el SIMPLE IRA?

El SIMPLE IRA es un plan de retiro pensado para compañías con menos de 100 empleados, que están comenzando con su actividad y que deciden darle beneficios adicionales a su personal. Debido a su bajo costo y simpleza, el SIMPLE IRA es una de las alternativas preferidas por self-employed y start-ups.

A través de este plan, el empleador está obligado a igualar el aporte de sus empleados hasta un máximo del 3% del salario de todos aquellos que participen del plan. Existe la alternativa de que el empleador contribuya al plan por el 2% del total de los salarios que se pagan, aun cuando no todos los empleados aporten al SIMPLE IRA, hasta un máximo de $290,000 por año.

Las empresas que comienzan sus actividades pueden optar por el beneficio de aportar el 1% de los salarios pagos por los primeros dos años. Este aporte sube al 3% a partir del tercer año y en adelante. Todo esto lo convierte en un plan ideal para quienes planifican sus finanzas con cuidado, ya que es más simple que un 401k y más barato.

Funcionamiento:

El SIMPLE IRA deberá ser implementado antes del 1° de octubre de cada año, y las aportaciones de la empresa se consideran deducibles de impuestos.

Su puesta en funcionamiento es simple y muy similar a otros planes IRA. Se deberá elegir qué plan se utilizará a través del formulario de la IRS 5305-SIMPLE o 5304-SIMPLE dependiendo del plan.

Los empleados que elijan participar del SIMPLE IRA pueden aportar hasta un máximo anual determinado por la IRS. Este monto para el 2021 es de $13,500 para empleados menores de 50 años, y de $16,500 para los mayores de 50 años.

A su vez, el propietario podrá definir cuáles de sus empleados podrán gozar del beneficio de este plan. En tal caso, se podrá diferir hasta por dos años el ingreso al plan de las nuevas contrataciones. Es importante que el propietario le haga entrega del formulario SIMPLE 5304 donde se detalla las condiciones de acceso al beneficio. En caso de no poseer dichas formas firmadas, el empresario corre el riesgo de tener que afrontar el pago retroactivo de aportes como si todos los empleados formaran parte del programa desde el día de ingreso a la empresa.

Recuerde siempre provisionar el pago de aportes al SIMPLE IRS como parte del flujo de fondos a fin de evitar desbalances financieros.

Elegibilidad:

A diferencia del 401k que está pensado para empleados full-time, en el caso del SIMPLE IRA se considera que un empleado que cobra al menos $5.000 en un año, es elegible para participar del plan. El empleador puede establecer un período de prueba de hasta 2 años antes de admitir a un nuevo empleado en el plan.

El mecanismo mas utilizado por las empresas es el de aportar dólar por dólar, hasta el 3% del total de remuneración de cada empleado. Si el plan se aplica por al menos 5 años, el empresario puede elegir aportar el 1% en dos de esos cinco años. Normalmente se elige este método como forma de reducir el monto a aportar en los primeros dos años donde las finanzas de la empresa son más delicadas.

Requerimientos:

Cada empleado debe completar el formulario SIMPLE 5304 por cada año que la empresa auspicie este plan. En caso de no tener este formulario firmado en poder de la empresa, la IRS podrá entender que a todos los empleados les correspondía el beneficio desde el primer día, en cuyo caso el empleador deberá abonar la diferencia retroactiva para igualar el porcentaje correspondiente, por cada año que el plan estuvo activo.

Otro punto importante es que las contribuciones al proveedor del plan deben ser hechas en tiempo y forma, siempre dentro de lo administrativamente posible. Por ejemplo, si se envía la nómina de pagos un viernes, y se hace la contribución el siguiente martes, la empresa deberá mantener el martes como día de pago de las contribuciones a lo largo del tiempo. Hay que recordar que un porcentaje de estos aportes corresponden a dinero de los empleados, por lo que se deberán extremar las precauciones para evitar demoras que puedan resultar en multas para la empresa.

Una vez que una compañía comienza a participar del plan SIMPLE IRA, el mismo no puede terminarse a mitad del año, sino que deberá esperar hasta el 31 de diciembre del año corriente par cancelarlo o establecer un nuevo plan.

Para los empleados que decidan retirar sus aportes antes de los dos años de participación, su dinero podrá ser transferido solamente a otra cuenta SIMPLE IRA, o dejar el dinero en la cuenta del empleador anterior. En caso de no cumplir esto, el retiro podrá ser sujeto a una penalidad de hasta el 25% del monto.

Conclusión:

Si su empresa está comenzando sus actividades, o si usted es self-employed y decide contratar empleados, el SIMPLE IRA es un plan ideal debido a su bajo costo y la facilidad de implementación.

Mantiene los montos de los aportes controlados debido al tope que estos tienen. Además, la empresa posee varias herramientas para planificar financieramente este plan y aprovechar las ventajas de darle un beneficio extra a los empleados como forma de atraer y fidelizar los mejores talentos para su compañía.

Aprenda más

Si le gustaría aprender más sobre SIMPLE IRAs, vea este video.

Me avisa si tiene preguntas. Gracias,

Gilbert Mercado, EA
(830) 775-4800


La información contenida en este artículo no es asesoramiento fiscal o legal y no sustituye dicho asesoramiento. Las leyes estatales y federales cambian con frecuencia, y la información de este artículo puede no reflejar las leyes de su propio estado o los cambios más recientes a la ley. Para obtener asesoramiento fiscal o legal actual, consulte con un contador o un abogado.

Related Articles

Responses

Leave a Reply

%d bloggers like this: