Trump gana apoyo latino en áreas rurales

El pesidente Trump se abrió camino entre los votantes latinos incluso cuando Joe Biden reclamó una fuerte mayoría, una señal de que el cálculo político sigue cambiando.

Biden capturó el 66 por ciento del voto latino, aproximadamente el mismo porcentaje que Hillary Clinton logró en 2016. Trump obtuvo el 32 por ciento del voto entre los latinos, cuatro puntos más que su desempeño en 2016 y la participación más alta que cualquier republicano ha ganado desde George W. Bush buscó la reelección en 2004.

Ambos candidatos se beneficiaron de un aumento masivo en la participación latina. Las primeras estimaciones sugieren que los votantes latinos obtuvieron cuatro millones más de votos que en 2012.

Pero dentro de esos números, parece estar surgiendo una nueva división entre los votantes latinos: los latinos rurales le dieron al presidente Trump algunos márgenes inusualmente fuertes, mientras que los latinos en áreas urbanas votaron por Biden. La división urbano-rural que define la lucha por controlar el poder en Washington es más que un simple fenómeno de votantes blancos.

Los logros de Trump se produjeron en áreas más rurales, como el Valle del Río Grande en Texas. Obtuvo el 43 por ciento de los votos en el condado de Cameron, 11 puntos más que su porcentaje de votos de 2016. Aumentó su porcentaje de votos al 41 por ciento en el condado de Hidalgo, 13 puntos más que hace cuatro años. En el condado de Starr, donde Clinton ganó alrededor del 80 por ciento de los votos en 2016, Trump estaba por detrás de Biden por solo cinco puntos porcentuales.

Datos más detallados de áreas metropolitanas que no son mayoritariamente hispanas muestran que el voto latino en los centros urbanos favoreció a Biden de manera abrumadora. En Phoenix, Tucson y Filadelfia, los distritos con altas concentraciones de votantes latinos favorecieron a Biden por un margen de tres a uno o cuatro a uno. La participación del voto demócrata en los distritos predominantemente latinos en Dallas, Houston y San Antonio aumentó de cuatro a siete puntos.

Existe una brecha de género entre los votantes latinos. Los hombres latinos favorecieron a Biden por 25 puntos, pero las mujeres latinas respaldaron a Biden por 42.

Trump superó a Biden en ciudades pequeñas y áreas rurales por nueve puntos, mientras que Biden venció a Trump en ciudades de más de 50,000 por 23 puntos porcentuales. Trump superó por poco a Biden entre todos los hombres, mientras que Biden anotó una victoria de 13 puntos entre las mujeres.

Los resultados ilustran nuevamente que los votantes latinos no forman un bloque de votantes cohesionado. Los votantes latinos de ascendencia cubana, colombiana o venezolana en el sur de Florida tienen hábitos y prioridades de voto muy diferentes a los de los votantes puertorriqueños en Orlando y Filadelfia, o los votantes mexicoamericanos en Phoenix y el Inland Empire de California.

Related Articles

Responses

Leave a Reply

%d bloggers like this: